tienda@electrosanchis.com | +34 605 294 510 | Envios 5.95€ - Gratis a partir de 99€

Novedades y Blog

10 Formas de Consumir Menos Energía
By enero 13, 2022 0 Comentar

10 Formas de Consumir Menos Energía

¿Cómo puedo pagar menos en mi factura de la luz? La pregunta que más estamos escuchando últimamente dados los elevados precios de la electricidad en España. Podemos comparar entre diferentes comercializadoras eléctricas o diferentes tipos de tarifa, pero a los precios actuales que cotiza la electricidad en el mercado mayorista, siempre recibiremos un despropósito de factura.

Para controlar el gasto en electricidad, dada la situación y condiciones actuales, la mejor opción siempre será adoptar medidas de ahorro y control energético, y adaptar nuestros hábitos de consumo. Para ello, en este articulo vamos a explicar las 10 actuaciones más efectivas para consumir menos energía eléctrica.

1. Elige bien cuando compras un electrodoméstico

Siempre que vamos a comprar un electrodoméstico solemos ver si nos gusta, después vemos el precio y a continuación sus prestaciones, pero no solemos fijarnos mucho en el consumo y su clasificación energética. Comprar un electrodoméstico con la mejor clasificación energética es una de las mejores opciones para ahorrar en electricidad ya que a medio y largo plazo saldrás ganando.

Nueva Clasificación Energética

2. Uso de tus electrodomésticos

Ajusta la temperatura del frigorífico en función de la época del año: en verano baja la temperatura y en invierno súbela. Si tu congelador no es No-Frost, recuerda de descongelarlo periódicamente cuando las paredes se cubren de escarcha, ya que el motor puede consumir hasta un 20% más. No pongas en marcha la secadora, lavadora o lavavajillas hasta que no estén llenos. Utiliza programas cortos en tu lavadora, con un centrifugado de 800 revoluciones y agua fría o no más de 30 grados de temperatura, la mayoría del consumo de la lavadora es debido a tener que calendar el agua.No llenes la bañera ¡mejor dúchate! Instala un difusor en la ducha o el fregadero, incluso parece que salga más agua.  Aprovecha el calor residual de la cocina y no abras el horno durante la cocción.

3. Sistemas de calefacción y uso razonable

Si vas a instalar calefacción eléctrica en tu vivienda mejor si son acumuladores de calor de nueva generación, programables para consumir durante las horas de tarifa más económica o de producción solar si dispones de una instalación de autoconsumo solar instalada.  También podemos utilizar emisores térmicos programables y utilizar temperaturas de consigna razonables: entre 19º y 21º durante el día y 15º y 17º durante la noche, estas temperaturas son recomendables para cualquier sistema de calefacción. Si no se está en casa o estamos durmiendo se recomienda que los emisores térmicos estén apagados y, programarlos para que se enciendan 1h antes de levantarnos o de llegar a casa.

Calefacción

Si lo puedes evitar no utilices ventilo convectores para calentar las estancias, solo es viable en los cuartos de baño estando poco tiempo encendido, por ejemplo, durante la ducha ya que calientan rápido espacios pequeños, pero también consumen mucho. Si te lo puedes permitir, el sistema de calefacción más confortable y que menos consume, es el suelo radiante con aerotermia combinado con una instalación de autoconsumo solar fotovoltaica y también te puede servir para disponer de agua caliente sanitaria en la vivienda, consumiendo bastante menos que un termo eléctrico tradicional.

4. Aire acondicionado adecuado

Depende del uso que vayas a tener del aire acondicionado se recomienda instalar uno u otro tipo. Si la intención es climatizar una o dos estancias pequeñas, la mejor opción será instalar un aire acondicionado tipo Split 1x1 o un 2x1 “2 unidades interiores y 1 exterior. Si lo que buscamos es climatizar toda la vivienda por igual, recomendamos instalar un aire acondicionado de conductos. Este sistema es el más recomendable para tener un óptimo confort con un consumo razonable, y estéticamente queda más bonito ya que va todo encastrado en techo y paredes. Con cualquiera de las opciones que escojamos, siempre debemos de seleccionar una temperatura de consigna razonable de entre 24º y 26º, que nos permitirá disfrutar de una estancia con un ambiente agradable y la maquina no trabajará más de la cuenta, ahorrando de este modo en energía consumida. 

5. Modera y regula el consumo de agua caliente sanitaria

Si tienes un termo eléctrico convencional de resistencias, suelen tener un consumo que ronda los 1500 / 2000W. Recomendamos moderar el consumo de agua caliente sanitaria, no dejes los grifos en posición de agua caliente si no tienes previsto usarla. Si tenemos el grifo a media posición de agua caliente, “sin ser necesario”, estaremos sacando agua del termo y entrará agua fría en el mismo, eso conlleva a que baje la temperatura del agua en el depósito y el termostato accione la resistencia eléctrica hasta volver a calentar el agua acumulada a la temperatura de consigna asignada. Regula bien la temperatura del termo, muchas veces tiene una temperatura de consigna excesiva, en verano podemos bajar la temperatura y en invierno subirla si es necesario.

6. Controla el consumo fantasma

El consumo fantasma es el consumo de electricidad de los aparatos eléctricos que están permanentemente conectados a la red eléctrica. Como pueden ser: Los aires acondicionados, hornos digitales, vitrocerámicas y todo aparato electrónico que requiera de una fuente de alimentación permanentemente conectada a red, para que cuando pulsemos al botón del mando a distancia o sobre un teclado táctil capacitivo, el aparato en cuestión se ponga en marcha. Se estima que el consumo fantasma puede ser de entre el 7 y 11% del consumo de un hogar medio, según IDEA. Puedes ampliar información leyendo nuestro post “Evita el consumo fantasma y ahorra en luz”.

7. Asegúrate de tener un buen aislamiento térmico

Disponer de doble acristalamiento, hermetizar correctamente puertas y ventanas con unos buenos cerramientos que tengan rotura de puente térmico o aislar adecuadamente las paredes de tu vivienda o comercio pude suponer un ahorro de hasta el 50% de la energía consumida en calefacción y aire acondicionado. 

8. Iluminación 

Aprovecha al máximo la luz natural, no olvides de apagar las luces del pasillos o habitaciones. Hoy en día ya es todo de LED, pero si eres de los que se resisten al cambio y todavía tienes luces halógenas o fluorescente, no te lo pienses más y cambia las luminarias a LED. Las luces LED han bajado mucho de precio y cada vez están sacando un mayor flujo lumínico con la misma potencia consumida. Si utilizas colores claros para decorar tu casa necesitaras menos luz para verla bien iluminada, las paredes y suelos oscuros se comen la luz considerablemente. A la hora de realizar la distribución de luces, si las localizas resaltando determinados puntos de mayor uso de la estancia, utilizaras menos luminarias que si quieres iluminar por igual toda la estancia. Si estas en el sofá viendo la tele de noche, con una lámpara de pie o sobremesa, se crea un ambiente más confortable y consumes menos energía.

En espacios comerciales o de negocios con muchas luminarias, tenemos la opción de regular el flujo lumínico de la estancia a una determinada luminosidad y de este modo ahorraremos energía en función de la luz natural que entre por las ventanas, aumentando o reduciendo automáticamente la luminosidad de las luminarias. En zonas de paso puntual de personas, se recomienda instalar detectores de movimiento o interruptores minuteros, de este modo seguro que no se queda la luz encendida y solo permanecerá encendida el tiempo que le asignemos. 

9. Autoconsumo solar fotovoltaico

La medida de ahorro energético por excelencia y de moda, aunque hay que hacer un buen estudio, ya que no siempre es rentable. Aquí tenemos varias opciones de instalación: 

Autoconsumo sin excedentes: Instalando paneles solares en el tejado de nuestra vivienda o negocio, podemos auto consumir instantáneamente la energía que producimos en función de la demanda, y si hay mayor demanda de energía que la que produce la instalación solar, la consumiríamos de la red eléctrica. Para ello, será necesario instalar un vatímetro que tenga la función de gestión de anti vertido, y esté conectado al inversor correctamente sincronizado con la red eléctrica. Si es necesario también podemos instalar una batería para aprovechar al máximo la instalación solar, incluso instalar un (Backup) para disponer de energía ante cualquier caída de la red eléctrica, pero esto encarecería la instalación y el plazo de amortización aumentaría considerablemente.

Autoconsumo con excedentes: En esta modalidad existe la posibilidad de que la comercializadora eléctrica te compense por los excedentes. La instalación sería igual que la de autoconsumo sin excedentes, con la diferencia que estaríamos volcando los excedentes producidos a la red eléctrica y nos compensarían por ello en la factura eléctrica. Cada instalación tiene su particularidad, pero por regla general la opción más rentable suele ser la de autoconsumo solar con compensación de excedentes y sin batería, aunque requiera de más trámites burocráticos

Estas dos opciones de autoconsumo tanto “sin” como “con excedentes”, siempre tiene que ser realizada por un instalador electricista autorizado, para que haga el correspondiente certificado eléctrico y los trámites pertinentes con la distribuidora eléctrica de la zona si fuese necesario. Se recomienda adaptar nuestros hábitos de consumo a las horas de producción solar, de este modo podrás rentabilizar al máximo tu inversión.

Autoconsumo

10. Monitoriza tus consumos

Para poder hacer un buen estudio de ahorro energético y tener claras qué acciones acometer para consumir menos energía, una de las primeras cosas que debemos de tener es “información”. Conocer qué consume cada circuito de nuestra vivienda y a qué horas tenemos dichos consumos. Para ello, deberíamos de tener instalado un monitor de consumo en cada circuito de nuestra vivienda o comercio, pero esto requiere de tiempo e inversión y para hacerlo más simple lo que recomendamos es registrarse en la web de la distribuidora de tu zona para tener acceso al histórico de tu contador. La información que obtendremos es general del suministro, pero esta herramienta nos funciona muy bien cuando viene un cliente preguntando por qué consume tanta luz y, sobre todo, para conocer los picos de potencia demandada del suministro, de este modo también podemos optimizar lo que pagamos por potencia contratada. 

Monitoriza tus consumos

Esperamos que todos o alguno de estos 10 consejos de este post sean de vuestra utilidad.  En Electrosanchis queremos ayudarte a ahorrar energía. Por ello, además de darte los mejores consejos para que consumas menos energía, también somos empresa delegada de Fenieenergia y si tienes alguna duda estaremos encantados en ayudarte a optimizar tu factura eléctrica

Por un consumo responsable de energía, ahorras tú ¡Gana el planeta!

Deja un comentario